Historias Legendarias

Mundo Antiguo y curiosidades

Proyecto QUBBET EL-HAWA

La necrópolis de Qubbet el-Hawa se halla justo en frente de la moderna ciudad de Asuán, unos mil kilómetros al sur de El Cairo. En ella se han encontrado a lo largo de diferentes campañas de excavación unas 60 tumbas talladas en la roca de la colina, algunas de las cuales  no han sido investigadas nunca.

La mayor parte de las tumbas pertenecieron a los nobles del Reino Antiguo y del Reino Medio (2600-1750 a. C.), aunque hay algunas tumbas de época posterior. En ellas, se han encontrado inscripciones de suma importancia para la Historia no sólo de Egipto, sino de toda la humanidad. Así, en la tumba del gobernador Herjuf (2200 a. C.) se narran los tres viajes que éste realizó al centro de África, en uno de los cuales llegó a traer a  un pigmeo; ello supone la mención más antigua de este grupo étnico. Además, en otras inscripciones se narran las relaciones de Egipto con la vecina región de Nubia (actual Sudán) a lo largo de casi un milenio. Por tanto, nos encontramos ante uno de los yacimientos más importantes de Egipto, no sólo por los descubrimientos ya realizados, sino también por lo que a las relaciones interculturales en la Antigüedad se refiere.

El presente proyecto se presenta como una actuación multidisciplinar. Se trata de una continuación de los trabajos de excavación, documentación y estudio de la campaña llevada a cabo en el año 2008 fruto de la colaboración entre el Consejo Supremo de Antigüedades (República Árabe de Egipto) y la Universidad de Jaén. El equipo de trabajo esta compuesto por:

Investigador principal: Dr. Alejandro Jiménez Serrano (Profesor de la Universidad de Jaén, Historia Antigua)
Antropólogía Física: Dr. Miguel Botella López (Universidad de Granada)
Geología: Dra. Carolina Cardell Fernández (Universidad de Granada)
Difusión y gestión del yacimiento: Dra. Consuelo Díez Bedmar. (Universidad de Jaén)
Fuentes arameas: Dr. Francisco Jiménez Bedman (Universidad de Granada)
Arqueología: D. Juan Luis Martínez de Dios
Restauración: Dª. María Cruz Medina Sánchez (Universidad Autónoma de Madrid)
Fuentes griegas: Dr. José Luis de Miguel Jover (Universidad de Jaén)
Fuentes griegas: Dra. Mª de la Sierrra Moral Lozano (Universidad de Jaén)
Fotografía: D. Jorge Peñas Barrionuevo
Historia antigua: Dr. Juan Carlos Sánchez León (Universidad de Jaén)
Egiptología: Dª. Yolanda de la Torre Robles (Universidad de Jaén)
Egiptología: Dª. Marta Valenti Costales (Universidad de Jaén y Universidad Autónoma de Madrid)
Restauración: Dra. Beatriz Prado Campos (Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico)

La tumba nº 33 de la necrópolis de Qubbet el-Hawa fue construida durante la XII Dinastía (1939-1760 a. C.) para albergar el cuerpo de un alto dignatario de la región de Asuán del que, por el momento desconocemos su identidad. De acuerdo con los resultados de la campaña anterior, está claro que la tumba fue reutilizada con posterioridad en al menos tres ocasiones (XVIII, XXII y XXVI Dinastías). De acuerdo con la información de la que en la actualidad disponemos, la tumba nº 33 es una de las más grandes de la necrópolis y posee una gran potencialidad arqueológica, ya que hemos constatado la existencia de –al menos- una cámara intacta en el interior de la tumba con tres sarcófagos decorados de madera.

Para los próximos años se prevén tres grandes líneas de actuación: investigación, conservación y difusión orientada al desarrollo económico local.

La investigación se centrará en diferentes aspectos: la finalización de la excavación arqueológica, la documentación de los materiales hallados y un estudio forense de los restos humanos. También será necesaria la realización de análisis de radiocarbono y de pigmentos para profundizar en la historia del monumento. No menos importante será la contextualización histórica de la tumba en los diferentes periodos históricos (las reutilizaciones), así como su trascendencia a nivel regional y nacional. Para ello se utilizarán las diferentes fuentes existentes, entre las que cabe mencionar las de carácter filológico (egipcias, griegas y coptas).

La conservación se centrará por un lado en el análisis geomecánico de la colina donde se halla la necrópolis para evitar futuros colapsos de los estratos de arenisca donde se encuentran las tumbas. A partir de los datos, se desarrollarán estrategias de conservación que eviten pérdidas irreparables del patrimonio. Por otro lado, se analizarán los pigmentos de las pinturas murales, lo que permitirá la consolidación (y recuperación en su caso).

Además, pretendemos desarrollar planes viables de desarrollo local a partir de la edición de guías didácticas que se centren en el yacimiento, de tal forma que aumente el interés turístico de la zona.

Por último, consideramos que el presente proyecto es una magnífica oportunidad para desarrollar labores formativas prácticas de los alumnos de Tercer Ciclo de diferentes áreas de investigación.

Fuente: Universidad de Jaen.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: